He aprendido a valorar todo lo que tengo, lo que la vida me regala cada día y agradecerlo de corazón porque sé que realmente soy afortunada y que gracias a dios, gran parte de mi futuro camino, depende de mí misma, de mis decisiones.

Cada uno escogemos quién nos acompañará a lo largo del camino, con quién compartir nuestros sueños, y durante cuánto tiempo queremos tenerlos a nuestro lado.
Y cada una de las personas que elegimos nos aportan algo, bueno o malo. O bueno al fin y al cabo, porque todo es experiencia si nos damos cuenta de ella

Me gusta cuando me levanto cada mañana y el aire que respiro me recuerda que estoy viva, que miro a mi hija y la veo con salud, los seres queridos que tengo a mi lado y que yo ocupo un pedacito de espacio en sus vidas (que importante es sentirse querido…)
Adoro la sensación de sentarme en la rueda de la vida y disfrutarla con todos los sentidos, porque nunca nadie sabe qué puede pasar mañana. Porque puede que mañana yo ya no esté aquí, o que una verdadera desgracia inunde mis días felices. Y porque, realmente, la vida no es eterna, todo tiene un final y tarde o temprano dejaré de ver con estos ojos a todos los seres que amo y ellos ya nunca me verán a mí.
Poco a poco todos nos iremos separando, tal vez reuniéndonos en otra vida...o tal vez no.

Y los años pasan tan deprisa.....o los días, o las horas....
Y la vida es una rueda de emociones .... un suspiro, donde a cada nueva vuelta de cada nueva esquina nunca nadie sabe lo que a uno le puede esperar....



viernes, 10 de junio de 2011

EN QUE MOMENTO....

En que momento el deseo  de tenerte se convirtió en la pesadilla por haberte conseguido
En que luna tu mano ardiente pasó a ser el más frio hielo cubierto de dolor
En que instante cruce la línea de ser tu ángel  a ser el muro donde golpear tu rabia
Cuándo exactamente las palabras de cariño se terciaron en soberbia
En que punto exacto del camino perdí mi autoestima al antojo de tu locura

Y mi fuerza, mi fe, mi experiencia traicionaron a mi instinto desde el mismo momento en el que me creí salvadora, con mi amor, de todo tu mal…
Subestime al diablo de tus venas, aquel que te vistió del ángel del que yo me enamoré


Y tus lágrimas derramadas y enjugadas con mis besos…
Y tus caricias y abrazos recogidos con el manto de mi alma….
Todo ello era el veneno brindado cada día para entonces descubrir que mi estado dependía de cúal de los dos seres que llevabas dentro eras…

Angel o demonio….





Y los halagos se transformaban, de pronto, en las más dolorosas humillaciones jamás sufridas
Y las miradas de amor…. En puñales de odio
Y las manos sedosas en ausencias de caricias
Tus besos de ternura en palabras malignas….
Y mi tan segura  autoestima …. en esclava de tu ser

Tanto tiempo luchando por sanarte de tu mal….
Tanto amor brindado….
Tanto dolor invertido….
Tanto camino perdido….
Para terminar siendo yo la victima de tu maltrato y el despojo del engaño

Doy gracias a la vida por haberte apartado de mí
Doy gracias a mi alma por haber recuperado la fe
Agradezco el amor de mi gente por haberme demostrado que de veras yo sí valgo
Pero sobre todo y ante todo le agradezco a Dios la presencia de mi hija para recordarme cada día que sólo ella es merecedora de la piel que yo pierda en el camino por su amor….

Maya JM

2 comentarios:

  1. Que bonito por composición,que triste por contenido y que fuerte por la ilusión que rezuma.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por leerme, es todo un honor. Gracias

    ResponderEliminar